Madres hoy

Queremos compartir con ustedes algo más sobre nosotras, porque confiamos que eso nos acercará aún más. Con algunas ya nos sentimos un poco amigas, hemos hablado de temas más personales y hemos compartido momentos y charlas. Pero no somos tan fans de poner fotos nuestras o de nuestros hijos. Les contamos los por qué.

Por un lado, no queremos exponerlos, ni usarlos como minimodelos. Nosotras queremos trasmitir otro mensaje. Y por otro lado no creemos que eso sume a la mirada del mundo femenino actual que queremos mostrar en el blog.

Para nosotras ser mujer hoy es valorarnos y al mismo tiempo reconocernos imperfectas. Sentirnos sensibles y fuertes. Preparadas pero siempre listas para seguir aprendiendo.

menosperfecta

La maternidad nos enseña todos los días a ser mucho mejores.

Ser madre hoy es, tal vez más que nunca antes, repartirse, multiplicarse, estar aquí y allá. Es preocuparse y disfrutar de la vida de nuestros hijos al mismo tiempo.

Ser madre hoy es saber que el amor está en pequeños momentos y ocuparnos de nutrir la vida de nuestros hijos con instantes mágicos.

Ser madre hoy es estar en más de un lugar al mismo tiempo y sentir el amor de nuestros hijos a la distancia, nosotras en el trabajo, ellos en el jardín.

Ser madre hoy es saber que existen nuevas problemáticas en la infancia, preocuparnos porque nuestros hijos estén bien, pero también correr riesgos y desafiar esos mismos riesgos. Mostrarnos valientes y vulnerables. Tal vez allí se encuentre la raíz de muchas de nuestras preguntas y temores.

Ser madre hoy es andar de aquí para allá y sentir que todo se detiene cuando estamos con ellos. Es valorar esos encuentros más que nada de lo que haya sucedido en el día.

Ser madre hoy es tener siempre en la memoria anécdotas del día a día, que logren sacarnos una sonrisa cuando no estamos con nuestros hijos. Es reírnos solas en el trabajo o andando por la calle. Es también contar en cuanto ámbito nos encontremos lindas historias de ellos.

Ser madre hoy es mucho más que una foto subida a las redes sociales. Es guardar en el corazón esos momentos compartidos. Es tender redes con madres amigas, conocer historias, socializar, preguntar y hablar. Hablar mucho, con más y más madres.

Justamente eso es algo que nos caracteriza a nosotras, hablamos mucho y nunca nos alcanza el tiempo de seguir contándonos novedades. Hace poquito hablábamos y nos reíamos mucho con locuras que a veces hacemos. Nati se reía de ella misma despierta desde las 7 de la mañana terminando la torta del cumple de Benja. Lau contaba que Fausti le decía “linda mami” mientras ella iba y venía por la casa antes de salir y mirándose al espejo, pensaba “¿no se dará cuenta de mi cara de destrucción?” Anécdotas que nos hacen reír, por sus ocurrencias. Y de golpe y sin motivo, los llenamos de besos y mimos disfrutando esas caritas tan llenas de amor e inocencia.

Ellos no saben de nuestros esfuerzos cotidianos. Por ahora, nos ven hermosas y perfectas. Eso alguna vez cambiará. Pero mientras tanto queremos conservar para nosotras esos lindos sentimientos, sin que ellos noten que a veces no nos la creemos tanto.

Sabemos que a muchas les pasa lo mismo que a nosotras. ¿Quieren contarnos?

Written by

Deja un comentario