La vida en colores

La vida tiene sus matices, algunos vibrantes, cargados de energía, otros más tenues, algunos grises apagados o blancos muy luminosos. No existen vidas monocromáticas, cargadas únicamente de felicidad ni inundadas por la tristeza. Sí, en parte depende de nosotras (de cada uno) crear en nuestra vida algo más que lo cotidiano del día a día. Pero también es cierto que suceden muchas cosas que escapan a nuestra intención y nuestros deseos. Y como creemos que todas coincidimos en que la vida no está solamente ocupada por momentos felices, acá va este post… nos ocupamos de cuestionar algunos contenidos que circulan por la web.

Existen muchos blogs que comunican y muestran vidas repletas de momentos felices. Se ven muchas fotos de madres con sus hijos contando anécdotas felices, hablando exclusivamente de amor, llenas de consejos sobre crianza, pero no cuentan las dificultades propias de la crianza, que todas atravesamos. Creemos que detrás de ese afán por mostrar todo, terminan cayendo en el lugar común más engañoso: mostrar solo felicidad.

“Hace poquito tuvimos que operar a Fausti de amígdalas y adenoides. Fue una operación programada ya que venía teniendo cuadros bronquiales obstructivos fuertes y seguidos. Durante unos días ambos, mi marido y yo, suspendimos todo y nos dedicamos exclusivamente a ella, a cuidarla y mimarla mucho y a comer los tres juntos mucho helado. En esos días pensé mucho si subir alguna foto y contar lo que estaba sucediendo, porque claramente había detenido la actividad habitual del blog. Daba vueltas en mi cabeza la idea de subir una foto a las redes y contar brevemente lo que estaba pasando. Muchas madres emprendedoras, amigas desde que creamos el blog, sabían de esto y sentía la necesidad de contarles a todas ellas al mismo tiempo eso por lo que estaba pasando. Pero no estaba segura. No sabía si esto iría a tener lugar entre nuestras seguidoras o si sería criticado.

Pasado lo peor de su post- operatorio, decidí subir una foto, no de ella sino de la situación. Y me asombraron los mensajes de aliento y buena onda de tantas de ustedes. Entonces entendí que sí, había lugar para contar estas situaciones tan comunes de la vida que a veces son difíciles de pasar… Y también me di cuenta que muchas veces no somos fieles a nosotras mismas. Pensaba cómo estamos en deuda con nuestros sentimientos mostrando solo una parte nuestra… porque no todo en la maternidad es felicidad, sonrisas o momentos placenteros.”

Si tomamos el rol de comunicadoras, está bueno tocar todos los temas que rodean la maternidad. Creemos que por una cuestión de solidaridad de género está bien contar que no siempre todo sucede como esperamos o nos gustaría… porque del otro lado hay muchas que nos siguen con dudas, miedos, inseguridades, tan propias de la maternidad y la crianza. Quien tenga certeza acerca de algo de esto, que levante la voz o escriba un libro. Hasta el momento ninguno de los libros que leí, se posiciona desde ese lugar. Por algo será…

Hay situaciones incluso mucho más difíciles que esta que les relato, situaciones que nosotras mismas hemos vivido y ya les contaremos. Porque creemos que está bueno hablar, para reflejar lo cierto de esto que decimos, acerca de la vida con sus matices.

¡¡Qué aburrido sería que todo siempre fuese igual!! Sin matices nada tendría belleza, nada nos llenaría el alma y el corazón de amor, nada nos sacaría lágrimas de emoción.

¡Pongámosle más colores a nuestras redes sociales! Hablémonos con sinceridad y desde el corazón.

 

Written by

2 comments / Add your comment below

    1. Hola Ayelen!! Somos de Buenos Aires, Argentina. Te contamos que también contamos historias de mujeres por el mundo, contanos de donde sos…

Deja un comentario