A ese bebito que no nació

A ese bebito que no nació…

A las madres de los bebitos que no llegaron a cumplir ni el primer trimestre dentro de nuestro vientre. Y a los bebitos (embriones para el lenguaje médico) que tal vez nos sientan porque están en nuestro corazón y en nuestro pensamiento siempre.

A todas ellas estas palabras de una madre que vivió en carne propia ese dolor. Dolor y tristeza que aún no sé cuando se curan, porque escribo esto mientras transito el proceso de duelo, porque es muy reciente esta pérdida y porque por momentos me desborda una angustia que no puedo controlar y lloro. Lloro mucho y dejo que esas lágrimas fluyan con naturalidad.

A esos bebitos, al mío y al de ustedes, por si nos escuchan o por si en medio de tantos dolores, tantos estudios y análisis, omitimos decírselos… te amo!! Te quise desde el comienzo pero no sé por qué dejé que te fueras… no lo digo con culpa, lo digo con dolor, con una tristeza que nunca antes había sentido. Ni el contexto en que sucedió la pérdida ni la premura por saber más y más en cada estudio, nada de eso hizo que te dejara de querer… sólo que la vorágine de consultas médicas hicieron que por momentos dejara de pensarte…

Es que así fue, cada semana una consulta médica, una nueva ecografía o nuevos análisis de sangre. En un mes me hice cuatro ecografías y llegué a hacerme varias más después. Tanto te buscamos nosotros, tanto te buscaron en esos estudios. Algo que todavía no termino de entender no funcionó, algo pasó que no seguiste creciendo y tu corazoncito mínimo dejó de latir…

A todas las madres que pasaron por lo mismo, las entiendo, siento una enorme empatía y comparto cada momento del doloroso proceso. Siempre va a haber quienes digan frases hechas a modo de consuelo, pero deberían saber que no existe consuelo que calme, que sane o que repare la pérdida.

Me quedo con todas las ilusiones, con las ganas de sentirte, de escucharte en más ecografías, de tenerte por fin en brazos. Me quedo con todas esas ganas y espero que el tiempo lo cure. Espero que ella, tu hermanita, y él, tu papá, me ayuden a sanar, que me llenen de amor y que ese amor cubra todo otro sentimiento.

Te quisimos! Te queremos! Hasta siempre bien cerquita de mi corazón…

Mamá

Lau

Written by

10 comments / Add your comment below

  1. Lamento mucho tu pérdida.
    Una de mis mejores amigas perdió a su bebé el año pasado. La acompañamos mucho pero este duelo es algo que solo podes hacer vos y te recomiendo que te pongas en contacto con familias que juan vivido algo similar para encontrar apoyo y compañía transitando el duelo.

    Lindsay escribió sus memorias que son tristes y dolorosas pero creo que pueden ayudar a consolarte porque también son hermosas . Es importante poder escribir y compartir el sentimiento

    https://medium.com/@lindsayolson/a-diary-of-loss-t-7a67ef4f53f4

    1. Gracias!! Estoy acompañada y sostenida por una profesional de lujo!!
      De todos modos agradezco tus palabras y que me compartas las vivencias de Lindsay, que estaré leyendo.

  2. Hace tres meses perdí a Pedro de ocho meses de gestación, es tan doloroso … vi su evolución mes a mes, ecografía a ecografía; incluso su rostro en la 4d.
    Es terrible el dolor que siento…
    Las entiendo y sólo sé que todos los días hay que hacer el esfuerzo de estar bien.

    1. Qué difícil lo que contás Patricia!!
      Lo mío fue más al comienzo del embarazo, pero el dolor es similar… la desilusión…
      Fuerza!! Acá estoy para desahogarte, LAU

  3. Hace cinco años que perdí a Olivia en mi sexto mes de embarazo…el dolor de su ausencia no se va, aprendí a convivir con él. Era mi primer y único bebé. Ya no puedo tener más hijos.

    1. Sandra, qué dolor… Te abrazo muy fuerte!!
      Gracias por animarte a compartir tu historia. Sin dudas poder hablarlo, puede ayudar a otras mujeres que transitan procesos dolorosos también.
      Besos!!

  4. Las leo y se me caen las lágrimas. Las abrazo con el corazón a cada una mujeres.. la vida nos hace fuerte.. no hay palabras de aliento.. sólo hay q seguir acompañadas por las personas que nos aman, ustedes tienen por siempre un angelito guardián q las cuida desde el cielo… Lau lo siento mucho. Un gran abrazo desde Córdoba.

    1. Gracias Lau por tus palabras!! ES difícil transitar todo este dolor, pero los afectos ayudan mucho.
      Sé que es sentido lo que decís. Gracias, besos!! LAU

  5. No pasé por la misma experiencia pero, por otras circunstancias, entiendo y comparto el dolor por la pérdida y el duelo… Creo que poder poner en palabras lo que a una le pasa ayuda a sanar… De a poco y con la contención de los afectos, esas palabras dichas, escritas sanan la herida y hacen que, aunque la cicatriz nunca desaparezca, vaya formando parte nuestra y nos acompañe con menos dolor y con la experiencia de vida que nos deja. Vuelvo a dejarte aquí Laura, mi abrazo fuerte y apretado!

    1. Gracias Gloria!!
      Sé a qué te referís y entiendo que el dolor debe ser muy similar.
      Sin dudas las palabras ayudan a sanar. Y compartirlo, una vez que todo ese torbellino de estudios ha pasado, ayuda también a empezar a verlo de otro modo…
      Abrazo fuerte a vos también!!

Deja un comentario