Una mamá de mellis

Estamos felices de compartir relatos de madres reales que nos cuentan de su día a día como mamás. Mariana es mamá de mellis y con muy buena onda nos contó cómo es su vida con dos chiquitines y uno más en camino. Ellos son Salvador y Silvestre, tienen 2 años, y ¿vieron lo que dicen de los “terrible two”?. Bueno, Mariana es una gran remadora de las aventuras de estos dos revoltosos, que además son hermosos, súper divertidos y grandes compañeros de juegos.

Les adelantamos que este es un relato para reírse un rato, pero también para aprender a hacerse tiempo para una, cuidarse, verse linda y cultivar el amor todos los días sin quejas y con mucha actitud y buen gusto.

Las dejamos con las palabras de Mariana…

““Yo no sé cómo hacés con dos…” suele ser la expresión más frecuente.

Soy Mariana, mamá de Silvestre y Salvador y mortal todavía. Lo aclaro porque ser mamá de mellis pareciera ser sinónimo de extraterrestre.

Cuando me preguntan cómo es ser mamá de mellis, siempre respondo lo mismo: es adrenalínico!! Es vivir al límite, del horario, del amor, del llanto, del brote psicótico, del Complejo de Electra, de lo obsesivo y relajado a la vez. Resumiendo, es divertido.

En mi caso, creo que la clave fue ser lo más organizada posible pero sin caer en hiper- controladora. Jamás me permití la “joggineta” hasta la noche. Me acuerdo cuando eran más chiquitos que, mientras todos dormían, a oscuras preparaba mi outfit para el otro día, que de ninguna manera podía ser improvisado. Lo mismo las uñas, lo hacía restando horas de mi sueño.

Tete y Salva fueron bebés muy buscados, por eso nunca me permití quejarme o sentirme agotada, aunque más de una vez me quedara dormida con ellos a upa. Miento si digo que estos dos años fueron caóticos, diría que fueron moviditos… son bebés muy activos.

La hora del baño es lo que más disfruto. Ya están en una edad en que se divierten juntos, comparten juegos aunque también tienen momentos en que no se quieren ni ver…

Me gusta, también, dedicarle tiempo a mi instagram, con fotos de ellos sobre todo porque creo que mis seres queridos pueden ver y seguir el crecimiento de Tete y Salva. Porque está bueno saber que contás con amigas que te den una mano siempre.

No me considero una mamá “obse”, pero sí me gusta pensar sus conjuntos y tratar de combinar su felicidad e impolutez. ¿Si es difícil? Sí, muy!! Pero es posible!!

Algo clave para mí como mujer es que, desde que nacieron, los viernes a la noche mi marido y yo seguimos siendo novios. Salidas a comer, teatro, cine, todos los viernes religiosamente. Eso nos mantiene unidos y conectados siempre.

Disfrutamos mucho de viajar y ellos lo hacen a la par nuestra desde recién nacidos. No fue fácil, sobre todo en los aviones… Ni les cuento cuando llega el famoso “¿pollo o pasta?”… “se me pianta un lagrimón” de sólo recordar que nunca llegué a probar la comida aérea desde que soy mamá. Y la ida al baño también se complica con mellis en vuelo. Pero una vez llegados a destino, compartir todo lo nuevo con ellos es impagable!!

Sí, energía al 100% y observación constante son cualidades necesarias para llevar adelante una familia con mellis. Sobre todo porque si te distraés un segundo, mientras uno te tira el celular al agua del perro, el otro abre la “meme” y baña la cama con leche como en carnaval!! Y mientras pensás a cuál retar primero, o si sacás el celular o las sábanas, se miran, se ríen entre ellos y ahí simplemente me derrito y los como a besos.

Además, les cuento que en unos meses llega Hilario, el hermanito de los mellis. Mientras tanto, en la calle me ven con los dos más la panza y me paran y me preguntan: ¿lo buscaste? Y me dan ganas de contestar: No, señora, llegó por ósmosis!!!!!

Sí, me río mucho de la vida y creo que eso me ayuda a sobrellevar esto y calculo que me ayudará en lo que se viene… ya les compartiré mi nueva experiencia como mamá de casi trillizos. Mientras redescubro la ropita de bebé que usaron los mellis, me sigo preguntando: “¿cómo haré con tres?””

GRACIAS Marian por compartir una partecita de tu vida y por divertirnos un rato con las travesuras de Tete y Salva. Sin dudas serán grandes hermanos mayores cuando llegue Hilario.

Fuerza que acá estamos para lo que necesites!! Esta red de madres es también una red de colaboración.

Si quieren conocerla, búsquenla en instagram como @nita_de_lazzari

https://www.instagram.com/nita_de_lazzari/

 

Written by

2 comments / Add your comment below

    1. Es bueno lo que tu bebé necesite. Si le hace bien el chupete dáselo. Si sentís que no le gusta, ofrecéselo hasta que notes que da más con probar. Está bueno que hagas lo que sentís que te puede hacer bien a vos y al bebé

Deja un comentario