Un mensaje

Hace un tiempo venimos recibiendo lindos comentarios de seguidoras y emprendedoras amigas acerca del estilo que tiene nuestro blog. Muchas nos comparten lo que sienten al leerlo, nos dicen que notan que nuestro espacio es diferente, que no somos el típico blog, que los mensajes que trasmitimos tienen algo especial… Nos llena de alegría saber que se nota esa diferencia que queremos construir. Porque en cada contenido que subimos, intentamos tener presente una multiplicidad de factores: que no todas atravesamos la maternidad del mismo modo, que cada niño es diferente, que los intereses, las inquietudes y necesidades son tantas y debemos tratarlas con cuidado.

También intentamos llegar a esos “otros” que no siempre son tenidos en cuenta al trasmitir algunos mensajes. Otros que son adultos o niños. Pensar en otros nos hace correr la mirada de lo propio y reconocer la diferencia. Existen muchas realidades diferentes a la de uno y no nos referimos aquí a las elecciones en cuanto a estilos de crianza, sino a lo propio de cada familia y de cada contexto en que nace un niño. Hay madres que trabajan en jornadas laborales extensas, hay otras que lo hacen de forma independiente. Hay madres que pueden suspender las actividades laborales durante los primeros años de vida de sus hijos y otras no. Hay necesidades económicas, necesidades de crecimiento profesional, necesidades familiares. Hay madres incluso que pueden criar a sus hijos en un contexto familiar macro colaborador y otras que no. Hay niños con diagnósticos desde temprana edad, hay niños que nacen con diagnósticos genéticos, hay niños que necesitan más mirada y atención y ahí hay madres que construyen una forma particularísima de ser madre.

Hay tantas madres, padres e hijos que son otros para otros… no debemos centrar la mirada en uno mismo si queremos trasmitir mensajes sobre la infancia.

Imagen de “Mi libro del cuerpo” de Catapulta Editores

Nosotras seguimos apostando al cambio, a que cada vez seamos más las que cambiemos el enfoque que tienen en las redes las infancias de hoy. Infancias en plural hace referencia a todos esos niños que mencionamos. Creemos que hay mensajes que pueden tener poder si entre todos asumimos un compromiso. Y hay encuentros que nos alientan a seguir en este camino con fuerza, esmero y determinación. Con algunas de ustedes lo estamos logrando. Juntar las energías nos llevará por buen camino…

Pensamos que si nos paramos en un lugar comprometido, serio y a la vez esperanzador, sobre las infancias, estaremos habilitando espacios de escucha, de tolerancia, de crecimiento para todos.

Sabemos que no somos un blog de madres más. Muchas nos siguen por esa diferencia que mencionamos y ahí es donde queremos quedarnos. Algunas nos dicen que somos el “antiblog” y eso nos encanta!! No estamos de acuerdo con esta tendencia actual de mostrar excesivamente la vida privada de nuestros hijos. Y somos como muchas de ustedes: mujeres que andamos a diario buscando el equilibrio entre lo que queremos, lo que podemos, lo que nos sale y lo que nos gustaría hacer. Porque a veces nos tocan vivir momentos difíciles y paramos, tomamos aire, juntamos fuerza, nos reordenamos y seguimos…

Acá estamos, acá seguimos. Creemos en el cambio, seguimos soñando que es posible…

¿Soñamos juntas? ¡¡Confiemos que podemos!!

 

Written by

Deja un comentario