Psicomotricidad y juego: el cuerpo en la infancia

Nos resultan muy interesantes algunas propuestas lúdicas de emprendimientos que están surgiendo. Estamos convencidas que es necesario hacer una pausa en estos tiempos tan acelerados en los que el consumismo ha invadido los espacios propios y genuinos de los niños, para repensar toda esa oferta de “lo infantil”. Creer que un niño “necesita” determinados juguetes, es consecuencia de un mercado consumista que nos lleva a creer eso y no nos da tiempo para reflexionar sobre lo que caracteriza a cada edad de la infancia. Ya alguna vez hablamos en el blog sobre nociones evolutivas de las distintas etapas que atraviesan. A esa mirada sumamos también algunas propuestas lúdicas. Entre ellas priorizamos aquellas que surgen desde concepciones fuertes y fundamentadas. Porque justamente lo que nos parece verdaderamente necesario, es que toda esa oferta de juegos esté sostenida por una fundamentación teórica, un trabajo ideológico con estudio e investigación detrás de cada uno de esos juegos y juguetes. Les proponemos agudizar la mirada, para poner el foco en aquello que atraviesa la vida desde sus comienzos, para pararnos desde un lugar más comprometido, para que los adultos podamos estar para los niños con una mirada atenta… sabemos que somos muchas y aquí nos juntamos con los creadores de FOGI y LUEMM para darle más fuerza al mensaje.

Lo que atraviesa la vida desde sus comienzos es lo corporal y la construcción de un particular modo de estar-en-el-mundo, de habitarlo. Desde las primeras interacciones, desde la singular realidad que atraviesa el nacimiento de un niño, desde el particular modo de vincularse una madre (o quien cumpla la función materna) y su hijo, desde esos primeros tiempos, se construye un modo de vivir tan subjetivo y propio de cada individuo. Al hablar de infancia es necesario situar todo aquello en la situación singular que atraviesa cada vida y situar también un contexto social macro propio de nuestra época.

“No todos los cuerpos se gestan en los mismos contextos y tienen las mismas oportunidades… El cuerpo, así como el juego, es una construcción social. Los niños introducen en sus juegos las temáticas que les interesan, los conflictos que tienen, y construyen su cuerpo bajo el modelo de las condiciones socioeconómicas.”

(Daniel Calmels, “La educación inicial hoy: maestros, niños, enseñanzas. Analizadores del jugar”)

No hay consejos generalizables a todos por igual, pero la buena noticia es que sí hay puntos de vista esperanzadores. Tal como ocurrió cuando nos conocimos con los chicos de Fogi y las chicas de Luemm. Nos juntamos para pensar juntas algunas nociones de la PSICOMOTRICIDAD y nos encontramos en pensamientos comunes sobre las infancias de hoy. Tal vez nuestra postura plantee puntos de vista innovadores, aunque con que sume a la reflexión de las posibilidades de juego que les brindamos a los niños, ya estamos felices con el aporte hecho.

Aclaramos algo más sobre la psicomotricidad:

“Nuestro objeto de estudio es el cuerpo y sus manifestaciones: la actitud postural, la gestualidad y las praxias. La gestualidad, en su sentido más general, abarca miradas, mímicas ademanes, etc. La realización psicomotriz y la construcción del cuerpo que interesa a la psicomotricidad conforma tres dimensiones: Motriz-instrumental, Emocional-afectivo y Práxico-cognitivo. Lo que le interesa a la psicomotricidad es la integración de estas tres dimensiones, entendidas como procesos de construcción permanente. Utilizamos el término corporeidad, referido al cuerpo en su unidad, al cuerpo y al conjunto de sus manifestaciones.”

(Daniel Calmels, ¿Qué es la Psicomotricidad?)

Acá va la presentación de lo que cada uno de estos emprendimientos realiza y luego desarrollaremos en otro post algunas nociones más completas sobre la psicomotricidad en términos sencillos que nos compartieron las chicas.

FOGI:

“Somos Alexis y Daiana, tenemos 30 años. Alex es Diseñador y Arquitecto y yo soy, Docente de Nivel Inicial y Psicomotricista. Somos muy curiosos, inquietos, creativos y apasionados, había en nosotros esa chispa mágica por querer hacer algo y no sabíamos qué. A comienzos del año 2017 volviendo de la costa Argentina, entre charlas y mates y gracias al impulso creativo de nuestro hijo Manuel, de 2 años, pensamos en fusionar nuestras profesiones y crear un producto. El 24 de Junio nos lanzamos al mundo emprendedor y a las redes con Fogi, Arquitectura y Psicomotricidad.

Fogi, viene de Foxy, y así lo bautizó Manuel, a sus 18 meses de edad, al zorro que le tejió su abuela como regalo de Navidad. Desde que lo conoció lo amó y no se despegó de él. Nos acompañó en todos los viajes, largos y cortos, fue arrastrado por el suelo del supermercado, se hamacó en muchísimas plazas, conoció el río, el mar, jugó con la tierra, con el pasto, con la arena, con el agua. Manu lo invistió con su espíritu, con sus pasiones, sus miedos, su lenguaje, jugó con Fogi cuerpo a cuerpo, lo llenó de abrazos apretados y fue revoleado por los aires.

Fogi para nuestra familia es sinónimo de amor, amor por jugar. El juego compartido es el pilar de nuestra familia. 

Todo lo que es madera nos encanta, por eso investigando nos encontramos con nuestro producto estrella: la casita de cerraduras, que corresponde al área de la vida práctica del niño siguiendo la filosofía de María Montessori y cada tipo de cierre tiene retos de distinta dificultad, siempre hay algo más que practicar y vivir el desafío de superarlo es muy placentero. Además, el juego simbólico también abre y cierra las puertas de la Casita Fogi donde la imaginación y la creatividad despliegan sus alas.”

Y como si estas palabras no fuesen significativas para explicar ese mundo lúdico de los niños y especialmente de Manuel, además los chicos nos compartieron esta hermosa reflexión que creemos que sirve para todo padre:

“Como padres y emprendedores de este hermoso proyecto creemos que en este mundo tan acelerado y tecnológico, donde la era digital y virtual nos envuelve necesitamos juguetes cálidos, nobles y significantes. Donde los niños sean los protagonistas, a su ritmo, de su propio aprendizaje, autónomos y creadores de sus propias historias. Por eso gusta tanto nuestro juguete, porque es diferente, porque tiene todo eso y está hecho con amor, mucho amor.”

LUEMM:

“Soy Maite Zárate, Profesora de Expresión Corporal, recibida en el UNA (Universidad Nacional de Arte), emprendedora por naturaleza y curiosa desde niña. Siempre me interesó el “arte del movimiento”. Cuando daba clases me preguntaba acerca de la relación entre el lenguaje y el movimiento. Por esas casualidades de la vida, mi hijo mayor tuvo retraso en el lenguaje. Fue a partir de investigar sobre diferentes pedagogías para ayudar a mi hijo, que encontré la Pedagogía Waldorf, en la cual pude responder algunos de los interrogantes de mi curiosidad inicial acerca del movimiento y el lenguaje y también pude ayudar a mi hijo.

Según Rudolf Steiner: “El organismo entero es activo cuando el niño esta aprendiendo a hablar, el hablar es producto del andar.” A partir de esta lectura, me puse en movimiento y así surgió hace 1 año, este hermoso emprendimiento familiar que se llama LUEMM juegos en movimiento, gracias a mis hijos Luca y Emma.

Es fundamental el desarrollo del sentido del movimiento y el sentido del equilibrio en la primera infancia, desde que nacen hasta los 7 años.

El balancín multicolor es un juego que acompaña al niño desde que nace hasta los 6 años. Tiene amplias posibilidades, ya que acompaña las diferentes etapas en la cual se encuentre el niño: sirve para balancearse, usarlo como puente, tobogán, mostrador, con telas es una casita, y tantas posibilidades más… principalmente estimula el sentido del movimiento y del equilibrio,  porque los niños necesitan del movimiento, para aprender, para expresarse, sentirse bien, y ser felices.”

 

Para jugar es necesario poner el cuerpo y la palabra. Poner el cuerpo significa disponerse uno mismo por completo. Los padres de estos tiempos podemos ponernos la misión de humanizar el vínculo con lo lúdico, acercarnos a nuestros niños en todo sentido. Podemos disponernos a mirarlos y escucharlos sin intermediarios, nosotros para ellos y ellos atentos a nuestra mirada. Juguemos más y estaremos regalándonos, a ellos y a nosotros mismos, momentos maravillosos.

♥ A  J U G A R ! !

Written by

Deja un comentario