De viajes y juegos

Las invitamos a tomarse un ratito para leer esta historia emprendedora que tiene un poco también de historia de amor. Ellos son Camilo y Agustina, quienes juegan y crean en AIKE Juguetes.

Antes les vamos a proponer un ejercicio, tal vez necesario a esta altura del año, que nos transporta directamente al origen de este hermoso emprendimiento. ¿Conocen San Martín de los Andes? Bueno, hasta allá queremos que vayan con la imaginación.

Con ese sonido suave del lago llegando a la orilla, las invitamos a que se imaginen una escena de juego en esas playitas del Lago Lácar. Les proponemos que piensen en juguetes coloridos, de madera, encastrables, llenos de posibilidades, con olorcito a recién fabricados. Allí donde se piensan con sus niños, están estos hermosos juguetes:

Si siguen con ganas de imaginar más, les proponemos que se dejen llevar por el juego de ese niño, que se unan en esa exploración del material, que construyan junto a ellos y que se guíen por ese devenir del juego.

El lugar y la compañía no podrían ser más perfectas, no? Bueno, ese mundo imaginado, EXISTE!! Está en ese lugar de la Patagonia y en cada casa donde haya niños acompañados de una mirada adulta amorosa dispuesta a jugar. Escenas como ésta, con algo de mágico, con ese aire fresco propio de los niños al ver por primera vez algo, con colores, palabras y amor, pueden estar en cada momento de juego en el que se encuentren un pequeño y un adulto.

Ahora sí, ya situados en un lugar y en clima de juego, les queremos presentar esta historia, con ideas llenas de colores, que nos compartieron Camilo y Agustina.

“Nos conocimos en San Martín de los Andes y nos hicimos amigos. Al poco tiempo Cami se iba de viaje sin rumbo ni tiempo determinado. Yo me había quedado sin trabajo y desde que supe el plan de Cami, sólo la idea de poder hacerlo con él me maravilló. Así fue que, en medio de una charla, decidimos salir juntos rumbo al norte. A fines de diciembre de 2015 nos embarcamos juntos en ese viaje y el amor no tardó en llegar. A los pocos días de empezar nuestra hermosa aventura como amigos, se convirtió en una bella historia de amor. Recorrimos Argentina, Uruguay y Brasil durante un año. Fue un viaje lleno de emociones y sensaciones increíbles.

Cuando volvimos, nos encontramos con el desafío de volver a la vida cotidiana y descifrar de qué manera íbamos a solventarnos. Cami es carpintero y constructor y yo amo pintar, así fue que entre juegos, surgió AIKE.

Empezamos con la idea de hacer juguetes de madera, pero sólo con ese lema no alcanzaba, queríamos que, además, tuvieran otras características: que el juguete no sea el fin, sino un medio para despertar la imaginación, la creatividad, la expresión, el juego libre y espontáneo. Entonces empezamos a profundizar conocimientos en la pedagogía Waldorf, Montessori y Pikler y sus métodos de enseñanza a través del juego.”


 

Quienes me siguen hace tiempo, saben que suelo elegir entre los emprendimientos para niños, aquellos que tienen un sustento teórico que los fundamente; ya que para hablar de infancia hace falta conocimiento, no sólo experiencia personal. Aquí AIKE es un gran ejemplo que trabajar para los niños requiere justamente trabajo y no sólo buenas intenciones.

Los chicos nos comparten algo más acerca del trabajo que realizan con cada uno de los juguetes que crean:

“Los juguetes que hacemos tienen como objetivo que los niñ@s experimenten a través de ellos, que desarrollen libremente su imaginación, que puedan crear figuras, torres, escenarios, animales y todo lo que quieran!! Son juguetes desenchufados, sin pilas ni cables, que cuidan el medio ambiente y perduran en el tiempo. Nos encanta (y encanta a nuestros clientes) que nuestros juguetes estén hechos artesanalmente de principio a fin. Son rompecabezas, rompebloques, encastres, autitos.

Vivir en medio del bosque tiene un plus… hay temporadas que nos dejan un montón de ramitas de árboles, como ciprés, raulí, radal, roble pellin, lenga, que luego son reciclados y reinventados como autitos o encastres. Justamente de ahí nace nuestra primera inspiración: la naturaleza, los colores, el contacto con piezas nobles. Y sobre todo valoramos eso tan mágico que tiene el trabajo pensado para niños; crear algo artesanalmente que servirá de medio para lo más lindo de la infancia: el juego.”

Leer historias de trabajos hechos tan a conciencia, nos ayuda a ver la infancia como una tiempo en el que todo está en juego y en el que es necesario estar acompañando esos momentos de juego tan llenos de disfrute, placer y crecimiento. AIKE es un emprendimiento que nace desde el amor, desde la naturaleza, que nos inspira a pensar en escenas como las que les presenté al comienzo, donde lo natural y el vínculo con los niños surgen desde el amor más genuino. Fabricando rompecabezas, rompebloques, autos, cintas de viento, encastres y mobiliario infantil, Agus y Cami nos llevan a un lugar tan colorido, alegre y relajante como lo es el juego para un niño.

Les compartimos los contactos para que conozcan ya estos juguetes:

instagram.com/aikejuguetes

facebook.com/aikejuguetes

www.aikejuguetes.com

info@aikejuguetes.com

Written by

3 comments / Add your comment below

  1. Hermosoooo proyecto!!! Aike llena de alegría lxs niñxs de nuestro Centro de Salud todos los días!! Y nosotrxs felices de verlxs disfrutar y desarrollar toda su imaginación libremente!!

    1. Qué alegría saber que en un centro médico también se incentiva a que los niños jueguen!!!!
      A veces los consultorios de médicos pediatras no están preparados para eso.
      ES HERMOSO escuchar estas historias!!

Deja un comentario